miércoles, 26 de septiembre de 2007

Mi conclusión de la ponencia de Empirismo

En la ponencia que tengo que presentar de ayer en ocho escribí muchas vainas. Pero algo que realmente me gustó fue la conclusión. La escribi por chat hablando con Marcela y acá la reproduzco. Me pareció una tanto jovial. Chau...

8:28 LOCKE: Así, querido George, hemos pues concluido que si bien no podemos postular una semejanza entre las ideas y nuestras cualidades, no podemos negar de ningún modo el papel productivo de las últimas y en esa medida no podemos negar tampoco su existencia. Por otra parte, es ilegítimo reducir las cualidades primarias a las secundarias porque son las últimas las que dependen de las primeras. En esa medida, el argumento que usted me presenta puede tender la conclusión contraria, lo cual está en parte de acuerdo con mi postura y en parte no. En parte está de acuerdo, porque las ideas secundarias son producidas a partir de la configuración que tengan las cualidades primarias y en esa medida están en el objeto en tanto potencias. En parte no está de acuerdo porque usted ha mostrado que al mismo tiempo las cualidades primarias son relativas a la mente. Yo renuncio entonces a la semejanza entre cualidad primaria e idea, pero eso no niega la posibilidad de existencia de las cualidades primarias como separadas de la mente. Además, no puede usted pedirme que le muestre una idea de la materia, porque según el razonamiento anterior ésta debe ser imperceptible. Del mismo modo, no le puedo exigir a usted que tenga una idea de Dios a partir de la cual me explique la pasividad de la mente ante el orden y la configuración del mundo. Así pues, si usted postula a Dios como garante de esa pasividad, yo tengo el derecho de postular la substancia material aún entendiendo ésta de la forma más vulgar, que es la noción que usted acepta, no como un soporte, pero sí como una reunión de cualidades externas.

8:31 BERKELEY: ¡¡¡Es usted un ateo descarado!!! ¿Le está quitando toda la honra al Creador?

8:31 LOCKE: No niego la existencia de Dios. Si bien Dios es omnisciente, y en esa medida percibe las cosas todo el tiempo, nosotros, en tanto mortales, no podemos abusar epistemológicamente de su infinita bondad.

8:32 BEKELEY: Humm… Y después dicen que el metafísico soy yo....

5 comentarios:

marcela ∂ π dijo...

debo decir que ésta es la versión extendida

Angel dijo...

Cierto, tuve que agregarle algunas cosas porque se me extendió la ponencia

Luis Fernando dijo...

esto se llama ser arriesgado...jajaja, "hummm y despues dicen"...

Angel dijo...

bueno, puedo decir que el ser arriesgado sirvió gracias a Dios

Luis Fernando dijo...

qué bien!!!